La enseñanza de la carrera de Medicina de la Universidad Maimónides está centrada en el alumno, efectuando a través de situaciones-problema e instrumentándolos en grupos pequeños tutorializados. (Aprendizaje basado en problemas).

Noticia Ampliada

Otitis media aguda

OTITIS MEDIA AGUDA

Alumnos autores:

Román Karen
D’Amico Paula

 oma1

¿Qué es la otitis?

Es la inflamación del oído. Éste está conformado por tres porciones: externa, media e interna, de las cuales la que se ve más frecuentemente afectada es la media  (oído medio). La etiología más común es la infecciosa, generalmente bacteriana, la cual suele estar precedida por un cuadro viral de vías aéreas superiores que favorece la adhesión de las bacterias a la mucosa. oma2

Se produce mayoritariamente durante la infancia (entre 1 y 3 años de vida), siendo una de  las patologías más frecuentes en esta edad. Su incidencia disminuye a partir de los 7 años aunque puede manifestarse a cualquier edad.

¿Cuáles son los factores predisponentes?

Hay ciertas condiciones que favorecen la aparición de un cuadro de otitis media. Estas pueden ser tanto del paciente, como ambientales.

Del paciente:

  • Edad (más frecuente en niños)

  • Sexo masculino

  • Historia familiar

  • Enfermedades asociadas: alergia respiratoria, insuficiencia ventilatoria nasal.

  • Alteración de la inmunidad (por ejemplo, virus de la inmunodeficiencia humana -HIV-)

  • Primer episodio de otitis antes del año de vida

Ambientales:

  • Estación del año (más común en invierno)

  • Ausencia de lactancia materna en los primeros tres meses

  • Tabaco/polusión ambiental

  • Alimentación del niño acostado boca arriba o con la cabeza horinzontalizada

  • Natación

¿Cómo se produce?

La otitis se genera por una alteración del funcionamiento normal de la trompa de Eustaquio. Esta va desde el oído medio hasta la parte posterior de la garganta, drenando el  líquido que normalmente se produce en el oído medio. Si  resulta bloqueada, se puede acumular líquido, lo cual puede causar una infección.

oma3

En los niños es más frecuente ya que la Trompa de Eustaquio es menos eficiente por cuestiones anatómicas debido a que  todavía se encuentra en desarrollo. A partir de los 7 años  se completa la maduración de la Trompa  y su funcionamiento se normaliza, disminuyendo así la incidencia de otitis.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los más frecuentes son:

  • Fiebre: es moderada en el transcurso del cuadro viral de las vías aéreas superiores y aumenta bruscamente en el comienzo de la otitis. Es mucho más elevada y persistente en los niños que en los adultos. Desciende lentamente en el transcurso de la segunda semana a menos que se genere una perforación del tímpano que la haga desaparecer con rapidez.

  • Dolor: en la profundidad del oído, muy intenso, con sensación de tensión o pulsátil, que aumenta al agacharse o al acostarse. En los niños genera disminución del apetito y crisis de llanto.
    oma4 oma5

  • Hipoacusia (disminución de la audición): suele desaparecer en la tercera o cuarta semana.

  • Otorrea (secreción a través del oído): desaparece entre la segunda y tercera semana. Puede llegar a acompañarse de un olor fétido.

También puede acompañarse de:

  • Alteración del estado general

  • Dolor detrás de la oreja

  • Vértigo ligero

  • Cefalea

  • Fotofobia

  • Vómitos

¿Cómo se trata?

El médico se basará en los síntomas clínicos y la inspección del oído para realizar el diagnóstico y decidir así su posterior conducta terapéutica. La enfermedad tiene una evolución espontánea en cuatro semanas pero el uso adecuado de antibióticos específicos indicados por el profesional ha logrado disminuir este período a menos de la mitad. En la mayoría de los casos se consigue recuperación completa. En ciertas situaciones de gravedad (paciente inmunosuprimido, recién nacido en mal  estado general o la aparición de complicaciones derivadas de la otitis -parálisis facial, mastoiditis, entre otras-) puede requerirse un tratamiento quirúrgico.

 oma6

Es muy importante que consulte al médico ante la presencia de los síntomas antes mencionados para que reciba un tratamiento adecuado y así evitar futuras complicaciones.