La enseñanza de la carrera de Medicina de la Universidad Maimónides está centrada en el alumno, efectuando a través de situaciones-problema e instrumentándolos en grupos pequeños tutorializados. (Aprendizaje basado en problemas).

Noticia Ampliada

Infección del tracto urinario

foto portada inf urinaria

INFECCION DEL TRACTO URINARIO (ITU)

Alumnas: Blanco Lila – Sturla Cecilia

 

¿Qué es la infección del tracto urinario (ITU)?

Es la presencia de bacterias en el tracto urinario. Suele ser más frecuente en la mujer, y más raro en los hombres, debido a las diferencias anatómicas.

¿Qué es el tracto urinario y cómo funciona?

El tracto o sistema urinario está formado por los riñones, la vejiga, los uréteres (conducto que los une), y la uretra, que constituye el tubo de salida de la orina (imagen 1). Los riñones filtran la sangre y producen la orina que pasa a través de los uréteres a la vejiga, se almacena durante un tiempo en la vejiga  y de manera voluntaria sale al exterior. Todo  tracto urinario es estéril, es decir, libre de gérmenes o bacterias.

 itu foto 1

¿Cómo se clasifican las infecciones y cuáles son los síntomas?

Cuando las bacterias aparecen y se desarrollan en el espacio urinario pueden producir alteraciones de los tejidos y dar lugar a una serie de síntomas, bien de tipo general, como la fiebre elevada o la sensación de malestar generalizado, o de tipo local, como dolor y ardor al orinar (disuria), también puede haber  necesidad imperiosa de orinar y no poder hacerlo, sensación de orinar más a menudo que lo habitual, incluso poco después de haberlo hecho. En ancianos puede haber incontinencia (perdida involuntaria de orina) y cambios mentales o confusión.

La infección puede afectar  cualquier parte del tracto urinario. Cuando afecta solamente a la parte baja (vejiga y uretra), suele dar síntomas de tipo local (dolor o ardor al orinar, orina turbia /oscura con mal olor o sanguinolenta,). Este tipo de ITU no produce daño en los riñones y se suele denominar “cistitis”, “uretritis”, “ITU afebril” o “ITU baja”. Cuando la infección se extiende a la parte más alta del tracto urinario, llegando a los riñones, suele dar fiebre, escalofríos, temblores nocturnos y dolor en la zona lumbar  y se la denomina “ITU febril”, “pielonefritis aguda (PNA)” o “ITU alta”.

En ocasiones, aun estando el paciente totalmente bien y sin ningún síntoma, se encuentran bacterias en la orina. Esta situación se denomina “bacteriuria asintomática”. No es aconsejable el tratamiento de la bacteriuria asintomática, ya que su presencia no supone ningún riesgo o daño para el paciente. Sin embargo, su tratamiento con antibióticos sí que conlleva riesgos para el paciente, como pueden ser las reacciones alérgicas a los medicamentos y el aumento de las resistencias bacterianas. Cuando esto sucede, los antibióticos no son eficaces para eliminar otras infecciones que pueden ser más graves.

¿De dónde provienen los gérmenes?

Las bacterias pueden entrar en el tracto urinario desde la piel que rodea el ano, procedentes en su mayoría del tracto intestinal, siendo la más frecuente la bacteria Escherichia Coli;  ascienden a través de la uretra hasta la vejiga o hasta los riñones. Esta entrada puede estar favorecida por la mala higiene, el coito, mal formaciones anatómicas o mal funcionamiento de la vejiga. En el caso de las ITU altas puede llegar  por medio de la sangre o la linfa.

 itu foto 2

¿Cómo se diagnostica?

Con la sintomatología sugestiva y estudios complementarios.

Los estudios de orina se realizan a partir de una muestra,  la cual no puede  tomarse de cualquier forma, las técnicas para obtener una buena muestra son las siguientes:

  1. Lavar zona genital con agua y jabón (sin dejar residuos)
  2. Descartar el primer chorro de orina

  3. Recolectar en el frasco estéril el chorro medio

  4. Finalmente descartar el ultimo chorro de orina.

Los estudios que requieren de esta técnica son:

  • Sedimento urinario, para buscar glóbulos blancos, glóbulos rojos, bacterias y buscar ciertos químicos como nitritos en la orina.

  • Urocultivo, para identificar de  qué tipo de bacteria se trata

 itu foto 3

En caso de sospechar ITU alta podemos realizar los siguientes estudios:

  • Hemograma

  • Hemocultivo

  • Tomografía computarizada de abdomen

  • Cistouretrografia miccional

  • Ecografía

  • Uretrocistoscopia

¿Cómo se trata?

El tratamiento es con antibióticos y el tiempo varía según la localización de la infección, y será diferente para hombres y mujeres.Para una infección vesical simple, se debe tomar antibióticos durante 5 días (mujeres) o de 7 a 14 días (hombres). Para una infección vesical con complicaciones, como embarazo o diabetes, o una infección renal leve, por lo regular tomará antibióticos durante 7 a 14 días. Es importante que se realice el esquema completo de antibioticoterapia para evitar la reinfección y el aumento de resistencia de las bacterias a los antibióticos. Para administrar eficazmente uno y otro tipo de fármaco, el médico especialista tiene la posibilidad de realizar una prueba de sensibilidad o antibiograma, que le ayuda a elegir el más efectivo contra el tipo de microorganismo que está produciendo la infección. Los antibióticos más usados son el cotrimoxasol, la amoxicilina, la ampicilina y ciprofloxacina. Además se pueden recomendar fármacos para aliviar el dolor y la necesidad urgente de orinar y abundante ingestión de líquidos. Es recomendable efectuar un urocultivo de control para confirmar que el tratamiento fue efectivo.

 itu foto 4

¿Cómo prevenirla? • Ingerir mucho líquido. • No retener la orina. • Higienizarse de manera correcta de adelante hacia atrás después de las evacuaciones del intestino. • No usar ningún producto que contenga perfumes en el área genital. • Orinar antes de acostarse • Orinar antes y después de mantener relaciones sexuales. • Evitar el uso de ropa ajustada o protectores diarios. • No utilizar diafragmas o preservativos con crema espermicida. • Usar ropa interior de tela de algodón. A aquellas mujeres que presentan 3 o más infecciones del tracto urinario por año, se les puede recomendar comenzar un programa preventivo con antibióticos durante un tiempo prolongado (4 a 6 meses).

Bibliografía