La enseñanza de la carrera de Medicina de la Universidad Maimónides está centrada en el alumno, efectuando a través de situaciones-problema e instrumentándolos en grupos pequeños tutorializados. (Aprendizaje basado en problemas).

Noticia Ampliada

Cáncer de Colon

Alumnas: Acevedo Maria Betania – Krause Stephanie Ailén

Introducción

     

El cáncer colorrectal es un problema de salud pública en todo el mundo, tanto por la cantidad de mujeres y hombres afectados como por las complejidades que impone su abordaje. En Argentina, se producen 11 mil nuevos casos cada año de los cuales aproximadamente 5.800 son hombres y 5.200 mujeres; y mueren unas 6.800 personas anualmente. Sin distinción de sexos, es el 3° cáncer de mayor incidencia y el 2º de mayor mortalidad, luego del de pulmón.

  • ¿Qué es el cáncer de colon?

El cáncer de colon es un tumor maligno que se desarrolla dentro del intestino grueso. La mayoría se desarrollan a partir de pequeñas lesiones llamados pólipos. Los pólipos tienen el aspecto de pequeñas manchas en el revestimiento del intestino o de cerezas en un tallo. No todos los pólipos se vuelven cancerosos. Si los pólipos se extraen, se reduce el riesgo de padecer cáncer de colon.

  • Factores de Riesgo:
  • Tabaco.
  • Alcohol.
  • Dietas ricas en grasas e hipercalóricas.
  • Vida sedentaria.

 ca colon 1

  • ¿Quiénes tienen riesgo de padecer Cáncer de colon?

La consideración del riesgo individual de desarrollarlo es imprescindible para establecer una estrategia adecuada de cribado y/o vigilancia:

1. Riesgo bajo: individuos menores de 50 años sin antecedentes personales ni familiares de adenomas colorrectales o CCR. No está indicada la realización de cribado de CCR.

2. Riesgo medio: individuos de 50 años o más sin antecedentes personales ni familiares de adenomas colorrectales ni de CCR. Son el objetivo de los programas de cribado poblacional basados en pruebas de detección de sangre oculta en heces o exploraciones endoscópicas.

3. Riesgo alto: Por un lado se incluye en este grupo a las personas a pacientes que, tanto por sus antecedentes personales como familiares tienen un riesgo aumentado de desarrollar un CCR y requieren una vigilancia y seguimiento especial, como en las siguientes situaciones:

·Historia personal de adenomas, pólipos serrados o CCR.

·Historia personal de enfermedad inflamatoria intestinal.

·Historia familiar de cáncer colorrectal.

Y también incluye aquellas personas con síndromes hereditarios de CCR en los que, en su gran mayoría, se conoce el trastorno genético subyacente. El riesgo aumenta si existen antecedentes familiares directos es decir, padre, hermano e hijo. Especialmente, cuando se trata de Síndrome Polipósico Adematoso Familiar (PFA) con sus variantes y el Síndrome de Lynch. El número de familiares afectados, el grado de parentesco y la edad del diagnóstico determinan el incremento del riesgo de desarrollar este cáncer.

  • ¿Qué significa tener antecedentes familiares significativos de cáncer de colon?

Se considera que tiene antecedentes familiares significativos de cáncer de colon si un

familiar cercano (padres, hermanos o hijos) contrajo cáncer de colon a una edad temprana (antes de los 50 años) o si más de un familiar de parte del padre o madre; Aunque más del 75 % de las personas que lo contraen no tienen antecedentes familiares de cáncer de colon, es decir es esporádico.

  • ¿Cómo me doy cuenta si tengo CCR?

Los siguientes síntomas pueden ser indicios de este tipo de cáncer:

Sin embargo, muchos de los casos no presentan síntomas, por lo que se hace el screening en aquellas personas que tienen riesgos.

Screening: Metodos de detección y prevención:

  • ¿Qué es la detección?

La detección consiste en llevar a cabo pruebas de cáncer de colon en personas que no tienen síntomas obvios de la enfermedad. El objetivo es encontrar pólipos o detectar el cáncer en forma temprana, cuando es más fácil de tratar y curar.

El cáncer puede crecer en la pared interior del intestino durante varios años antes de

diseminarse a otras partes del cuerpo. Con frecuencia, cantidades muy pequeñas de sangre se filtran a través de estos tumores y pasan a las heces antes de que se noten otros síntomas.

Los estudios con los que se cuenta son:

  • SOMF ( sangre oculta en materia fecal)

  • Colon por enema

  • Colonoscopia /Sigmoideoscopia.

  • Tomografía computada/Resonancia magnética nuclear/ Tomografía por emisión de positrones (PET)

  • ¿Sangre Oculta en Matera Fecal, SOMF?

La prueba llamada sangre oculta en materia fecal (SOMF) puede detectar pequeñas cantidades de sangre en las heces.

El Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica recomienda hacerla cada dos años, a partir de los 50 años de edad.

  • ¿Cuán confiable es la prueba?

Ninguna prueba de detección es 100 % precisa. Como en la mayoría de las pruebas, cuanto más rápido se puedan analizar las muestras, más preciso será el resultado; ya que la sangre comienza a descomponerse al salir del cuerpo. Una vez que la sangre se descompone es más difícil que el resultado sea confiable. Esto puede dar como resultado un “falso negativo”. Es importante no exponer las muestras a temperaturas elevadas y realizar la prueba lo antes posible.

  • ¿En qué consiste una colonoscopía?

Una colonoscopía es un procedimiento para examinar el intestino. A continuación se encuentra una descripción del procedimiento habitual.

  • El día anterior a la colonoscopia:

Se le pedirá que beba un preparado (laxante) para ayudar a vaciar el intestino. Esto es muy importante porque ayuda al médico a ver el revestimiento del intestino con mayor claridad y a encontrar cambios.

     -     El día del procedimiento:

Se le administrará un sedante para que no sienta dolores durante el estudio. El médico luego le insertará el colonoscopio el cual tiene conectada una cámara muy pequeña, que le permitirá al médico buscar pólipos o crecimientos cancerosos en el colon. La prueba en sí lleva alrededor de 20 a 30 minutos. Si se ven pólipos, el médico generalmente los extraerá de forma inmediata para su estudio.

  • ¿Qué pasa si la colonoscopía no muestra nada?

Una colonoscopía normal significa que no se detectaron pólipos ni crecimientos cancerosos.

  • ¿Qué ocurre si se detecta cáncer de colon?

En general, se requiere cirugía. Si se detecta en una etapa temprana, las posibilidades de recuperación total son elevadas. La mayoría de las personas podrán retomar su ritmo de vida normal.

  • ¿Se puede curar el cáncer de colon?

El cáncer de colon es uno de los tipos de cánceres con mayores posibilidades de cura si se descubre en forma temprana. Por ese motivo es tan importante realizar la prueba de cribado cuando sea correspondiente.

  • ¿Cómo es el tratamiento para el cáncer de colon?

Los especialistas que tratan cáncer colorrectal son los gastroenterólogos, cirujanos, médicos oncólogos y oncólogos radiólogos.

La selección del tratamiento depende principalmente de la ubicación del tumor en el colon o recto y del estadio o etapa de la enfermedad. El tratamiento para el cáncer colorrectal puede incluir cirugía, quimioterapia, terapia biológica o radioterapia, o una combinación de tratamientos.

El tratamiento del cáncer puede ser terapia local o bien terapia sistémica:

  • Terapia local: La cirugía y la radioterapia son terapias locales. Extirpan o destruyen el cáncer en o cerca del colon o recto. Cuando el cáncer colorrectal se ha diseminado a otras partes del cuerpo, la terapia local puede usarse para controlar la enfermedad en esas áreas específicas.

  • Terapia sistémica: La quimioterapia y la terapia biológica son terapias sistémicas. Los fármacos entran al torrente sanguíneo y destruyen o controlan el cáncer en todo el cuerpo.

Debido a que los tratamientos contra el cáncer a menudo dañan las células y tejidos sanos, los efectos secundarios son comunes.

*Cirugía:

La cirugía es el tratamiento más común para cáncer colorrectal; Entre ellas:

  • Laparoscopia:Consiste en hacertres o cuatro cortes pequeños en el abdomen, por los cuales el cirujano ingresa a la cavidad abdominal mediante el laparoscopio, extirpa el tumor, parte del colon sano y ganglios linfáticos si están afectados; y también observa el resto del intestino e hígado para ver si existe diseminación.

  • Cirugía abierta: Consiste en una cirugía a cielo abierto para extirpar el tumor y parte del colon o recto sanos. Al igual que en la anterior, el cirujano observa si existe o no diseminación del tumor en hígado e intestino. Al terminar debe reconstruir el tránsito intestinal, pero algunas veces esto no es posible y se realiza una colostomía. Una bolsa plana se ajusta sobre el estoma para recolectar la materia fecal, y un adhesivo especial la mantiene en su lugar. Para la mayoría de las personas, el estoma es temporal. Es necesario sólo mientras sana el colon o el recto de la cirugía. Cuando ya ha sanado, el cirujano vuelve a conectar las partes del intestino y cierra el estoma. Algunas personas necesitan un estoma permanente.

*Quimioterapia:

La quimioterapia usa fármacos para destruir células cancerosas. Estos fármacos entran en el torrente sanguíneo y pueden afectar las células cancerosas en todo el cuerpo. Algunos se administran por vía venosa, y otros pueden administrarse vía oral.

*Radioterapia:

La radioterapia usa rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Afecta sólo en el área tratada.

  • Radiación externa: La radiación proviene de una máquina.

-   Radiación interna: La radiación sale de material radiactivo puesto en tubos colocados directamente dentro o cerca del tumor.

  • Radioterapia intraoperatoria (IORT): la radiación se administra durante la cirugía.

Los efectos secundarios de la radioterapia dependen principalmente de la cantidad de radiación que se administra y de la parte del cuerpo que está siendo tratada.

Aunque la radioterapia casi no se usa para tratar el cáncer de colon, algunas veces se usa para aliviar el dolor y otros síntomas.

PREVENCIÓN PRIMARIA

Los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad son la edad (a partir de los 50 años), hábitos como el tabaco, el alcohol, las dietas ricas en grasa e hipercalóricas y la vida sedentaria.

Algunas de las recomendaciones sugeridas en la prevención del CCR en nuestro medio serían:

  • Realizar ejercicio físico regularmente y evitar la obesidad, el sobrepeso, el tabaco y el consumo excesivo de alcohol.

  • Moderar el consumo de carne roja, carne procesada y cocinada en contacto directo con el fuego y reducir los aportes de grasa total, especialmente de ácidos grasos saturados.

  • Dieta rica en fibra, frutas y vegetales, así como mantener una ingesta adecuada de leche y derivados, como medidas generales.